Historias de vida tras superar accidentes de tráfico

¿EN QUÉ CONSISTEN ESTAS WITL TALKS TESTIMONIALES?

Esta charla testimonial, que tendrá lugar el próximo jueves 16 de diciembre a las siete de la tarde y podrá seguirse en streaming de forma gratuita a través del canal de Youtube de 'Where is the limit?', forma parte del proyecto de seguridad vial "Con(vivir)", que pretende fomentar la convivencia entre conductores de vehículos a motor y ciclistas en la carretera, con el objetivo principal de reducir el índice de atropellos y mortalidad en las vías urbanas e interurbanas de España.

Esta rueda de prensa, a la que asistirán varios periodistas de medios de comunicación y un portavoz de cada una de las marcas implicadas en el proyecto, estará protagonizada por Juanjo Méndez, Andrés Contreras, Jordi Diz y Jorge Orejón, cuatro personas que, por desgracia, han sido víctimas de atropellos o accidentes de tráfico y, por tanto, han vivido en primera persona las consecuencias de los peligros de la carretera.

PONENTES

JUANJO MÉNDEZ

Medallista paralímpico

"Vive, no te limites solo a existir."

Juanjo Méndez es ciclista paralímpico. Ganó una medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Verano de Atenas 2004 y una medalla de plata y una de bronce en los de Pekín 2008.

En 1992 se desmayó cuando montaba en moto y tuvo un grave accidente de tráfico. Le dieron por muerto, pero tras recibir un masaje cardíaco de más de media hora y transfundirle 48 litros de sangre le salvaron la vida. Eso sí, tuvieron que amputarle el brazo y la pierna del lado izquierdo de su cuerpo.

Un drástico revés a su vida que no le impidió seguir disfrutando de su pasión por el ciclismo. Adaptó su bicicleta y tuvo que trabajar mucho para aprender a montar de nuevo sobre ella, pero finalmente consiguió llegar a la élite y ganar varias medallas olímpicas. Juanjo demuestra el gran peligro de la carretera y es un ejemplo brutal de superación y resiliencia.

ANDRÉS CONTRERAS

Triatleta superviviente

“Supervivencia sin límites”

Andrés Contreras es triatleta y empresario en comunicación y tecnología. Es activo, apasionado, organizador de eventos deportivos y cumplidor de sueños. Nacido en Caracas en 1990, proveniente de una familia dedicada al ciclismo, viene a contarnos su experiencia cercana a la muerte después de vivir un atropello con múltiples víctimas mientras circulaba en bicicleta un domingo con familia y amigos. Una experiencia que conlleva mucho aprendizaje en el que se deben superar muchos obstáculos mentales pero sobre todo físicos. Viene a recordarnos que todos nuestros actos tienen consecuencias, el valor de la vida, lo importante que es disfrutar de nuestra salud, y sobre todo de sonreír y ser positivos en cualquier momento de esta vida.

Ser un superviviente sin límites significa tener los pies bien puestos en la tierra y las manos en el trabajo, tener la voluntad de lograr tus sueños sin importar cuánto tengas que luchar y perseverar para llegar a ello. Y es que mientras tú creas en tus capacidades y posibilidades de lograr tus objetivos, nada más importará. Ama, llora, ríe, sufre, grita, salta de alegría, conoce, aprende, enseña, transmite. La vida simplemente se vive, se goza, se disfruta, se crea en el día a día. No existen los límites más allá de los que tú mismo te pongas, tú eres el único que puede decirte hasta dónde llegar. Debemos disfrutar obligatoriamente de las pequeñas cosas, ya que por más pequeñas que sean todas ellas en conjunto crean un gran efecto en nuestras vidas. Siempre hay que recordar que no importa cuántas veces nos caigamos, sino todas las que tras caer nos levantemos.

JORDI DIZ

Ciclista amateur

"El límite está cuando no pueda hacer nada por mí mismo, pero mientras pueda tomar decisiones seguiré para adelante."

Jordi Diz sufrió un grave accidente de tráfico en 2007, cuando tenía 27 años. Una mañana cogió la moto para ir al trabajo como cada día, pero un coche se cruzó delante de él, provocando que cayera al suelo a 90km/h y su cuerpo se deslizase 20 metros por el asfalto hasta que su cabeza golpeó contra el soporte del guardarrail. Lo llevaron al Hospital de Bellvitge, donde estuvo en coma, sedado y conectado a una máquina para respirar. Su siguiente recuerdo es de un mes más tarde del accidente, cuando despertó del coma y fue llevado al Institut Guttmann (centro neurorrehabilitador).

Desde que despertó del coma, cada día fue un reto para él: ser autónomo, vivir de manera independiente y ser capaz de llevar a cabo todas la acciones diarias de la vida cotidiana. Aprendió de nuevo a hablar, a caminar e incluso a pensar y a sentir, y años después fue descubriendo que la actividad física y el deporte serían el pilar más importante en su neurorrehabilitación.

En la actualidad, además de la actividad física, Jordi comparte su experiencia a través de charlas y está preparando un reto junto a su compañero Miquel Serra mediante el cual pretenden recorrer toda la costa catalana en bicicleta, parando en varios pueblos del recorrido a dar charlas para concienciar sobre los peligros de la carretera.

JORGE OREJÓN

Triatleta adaptado

"Mi lema es adaptación."

Jorge Orejón es triatleta adaptado. Hace muchos años sufrió un accidente de moto que le provocó que se le pinzara la espalda y perdió la movilidad total de su brazo derecho. No siente absolutamente nada en ese brazo, pero eso no le impide disfrutar de su pasión por el ciclismo. Ha adaptado su bicicleta para tener todos los cambios en la parte izquierda del manillar y, así, poder controlarla a pesar de su (dis)capacidad. De hecho, él era diestro antes del accidente, así que tuvo que aprender a hacerlo todo con la mano izquierda. ¡Y es un auténtico maestro de hacerlo todo con una mano! Atarse los cordones, ponerse el reloj, ponerse un guante de látex, cortar patatas, darle la vuelta a la tortilla... Auténtico ejemplo de superación y resiliencia.

No sólo eso, sino que, junto a su mujer Fina (que también sufre una discapacidad física en el brazo), han sido Finishers de la Titan Desert, una de las pruebas de bicicleta de montaña más duras del mundo.

CLIPS DE PRENSA