Fisioterapia

Fisioterapia

¿Cómo ayuda la fisioterapia a los deportistas de élite?

Jordi Torras
Coordinador Área Fisioterapia en ReSport Clinic

@resportclinic

13 Oct 2020

La importancia de la figura del fisioterapeuta en el deporte profesional

Mucha de la gente que practica deporte de forma amateur sabe de la importancia de acudir al fisioterapeuta para prevenir y recuperar aquellas lesiones que son intrínsecas en su deporte. Entonces es fácil pensar que, en un deportista profesional, hay todavía mayor dependencia del deportista hacia su fisioterapeuta. Pero ¿por qué? ¿qué le proporciona la figura de este sanitario al deportista de élite?

Tratamiento fisioterapéutico diario al deportista de élite

Uno de los principios más elementales de la alta competición es precisamente eso, poder competir. En un mundial de motociclismo, un Tour de Francia o en una eliminatorias para pasar de ronda puede ser nefasto perderse un solo día de competición. La regularidad de la forma física del deportista puede marcar la diferencia entre ganar o perder. Si excluimos las grandes lesiones que obligan al deportista a retirarse durante algunos meses, el control y prevención de pequeñas lesiones o dolores se convierte en parte imprescindible del rendimiento del profesional. Por eso, el tratamiento diario y el trabajo preventivo de fisioterapia son fundamentales, sobre todo cuando no hay lesión. Ése es, precisamente, el mejor momento para tratar, de forma que el fisioterapeuta puede dar mayores garantías al deportista.

Última tecnología y avances en fisioterapia

En un mundo ultra competitivo como es el deporte de élite, todos los factores que rodean al atleta tienen que moverse al máximo rendimiento, desde el material que usa para entrenar y competir hasta la dieta y suplementación alimentaria, y evidentemente los recursos del fisioterapeuta. ¡Ojo! Dejadme hacer una pausa aquí, y remarcar que, el primer y más valioso recurso que tiene cualquier profesional sanitario es él mismo. Sus manos, su experiencia y conocimientos adquiridos a lo largo de años de estudio y de práctica profesional, pues no hay en el mundo ningún recurso terapéutico que actúe por sí solo, que tenga capacidad de razonamiento clínico y empatía humana. Aclarado esto, y como decía anteriormente, también es cierto que a mejores y mayores recursos normalmente conseguiremos mejores resultados, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento. Por ejemplo, una máquina de ecografía puede ser de gran ayuda para calcular el alcance exacto de una lesión y así poder ajustar el periodo de recuperación, de la misma forma que resultará imprescindible para realizar la mayoría de tratamientos invasivos como la USGET. Por otro lado, la fisioterapia como cualquier parte de la ciencia y la medicina está en constante evolución y desarrollo. Cada año salen estudios nuevos que nos ayudan a establecer mejores protocolos, avances en nuevas técnicas o revisiones que clarifican y estandarizan tratamientos ya vigentes. Por eso, el colectivo de fisioterapeutas que trabajan con la élite normalmente disponen del mejor equipo del mercado y están siempre en constante formación.

Atención y seguimiento al deportista de élite

A todo el mundo le gusta sentirse escuchado. Pero a veces no es una cuestión de gustos, sino de necesidad. La relación entre un deportista de alto rendimiento y su staff es muy muy estrecha, en especial con su fisioterapeuta a quien tiene que confiarle el estado de su cuerpo. Por eso la comunicación tiene que ser diaria, fluida y sincera. Muchas veces conseguimos más información sobre el estado de la lesión hablando con el deportista que examinándolo.

Gestión que hace el fisioterapeuta de la lesión del deportista de alto rendimiento

Siguiendo con el punto anterior, en la mayoría de las lesiones deportivas decimos que hay que gestionar las lesiones, no solo tratarlas. Eso pasa por una serie de puntos, como pueden ser:

  • Educar al deportista sobre la lesión que padece.
  • Garantizar los mejores cuidados a domicilio, no solo cuando está en la clínica.
  • Complementar la recuperación con ayudas ergogénicas si se precisa.
  • Hablar con los entrenadores y preparadores físicos para tener una completa coordinación sobre la lesión.

Intentar recuperar una lesión sin controlar todos estos factores es luchar a contracorriente.

En definitiva, el deportista acude a su fisioterapeuta de confianza cuando empieza a tener molestias o el dolor le impide entrenar y competir, normalmente la mayoría de las veces hablamos de una lesión de "menor importancia" que se puede gestionar en unas pocas semanas. Es evidente que la confianza que ese deportista deposita en su fisioterapeuta es proporcional a los resultados que consigue con la gestión de sus lesiones, y no debe ser de otra forma. En Resport Clinic tratamos las lesiones de nuestros pacientes como si nosotros fuéramos su staff personal.

Posts relacionados

PATROCINADORES

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de todas nuestras novedades y eventos.